El androllo, un manjar para ocasiones especiales.


Androllo

Lo malo es que si preguntásemos, no mucha gente de León conoce un plato ‘del país’ típico de Nochevieja. Pues bien, hace muchos años en muchos hogares rurales leoneses la cena de fin de año era androllo, también conocido como llosco, botillo, androlla, butelo,…

El androllo era un ‘lujo’, razón por la que se reservaba para las ocasiones especiales. Y era un lujo porque era un bien escaso. Por la mata’l gocho, allá por San Martino, todos los huesos pequeños con algo de carne se adobaban -con sal, pimentón, orégano, ajo,…- y se embutían en una tripa gruesa. En ocasiones se añadía el rabo del cerdo y algo de costilla, y como mucho, como mucho salían dos o tres androllos.

Posteriormente se ponía a curar al humo. Después de un mes, el androllo estaba en su punto óptimo para ser consumido. Qué mejor ocasión que Nochebuena o la noche de fin de año para consumirlo. Acompañado de patata y un repollo de berzas (a veces también con un poco de chorizo para hacer el plato más abundante), el androllo no sólo era un plato sabroso sino que tenía un alto aporte calórico, ideal para la noche más larga del año.

Después llegó Luis del Olmo y su promoción del botillo berciano, y todo cambió. El botillo pasó a ser conocido a nivel nacional, a ser elaborado de acuerdo a unos estándares y a ser consumido por todo el mundo. Hoy el botillo es un producto que tiene Indicación Geográfica Protegida y de acuerdo al Consejo Regulador los ingredientes básicos del botillo son entre 65-90% de costilla de cerdo, 10-20% de rabo, y como máximo un 20% de carrillera, lengua, paleta o espinazo. En fin… esto ya es otra cosa y poco tiene que ver con el androllo o llosco del que hablábamos.

Bien. Imagino que algunos lectores se preguntarán, con razón, qué pinta el androllo en un blog de cultura rural. Pues bien, aunque no lo crean, el androllo es cultura, ya que en él hay acumulado un saber milenario. El androllo no es únicamente un embutido, sino que refleja cómo sacar el máximo partido de muy poco: con unos huesines, un poco de pimentón, y humo se preparaba un plato delicioso para una ocasión especial.

En fin. Vaya aquí el deseo de un próspero 2015. Espero que me sigan acompañando en la tarea de difundir la cultura rural.

 

Photo credit: ToniRicoy / IWoman / CC BY-NC-ND

Anuncios

5 Respuestas a “El androllo, un manjar para ocasiones especiales.

  1. Totalmente de acuerdo contigo. No pasará mucho tiempo hasta que la Big-Mac con patatas y coca-cola incluida sea la cena típica de Nochevieja y terminemos, ya casi lo estamos, siendo borreguines que con una cultura de muchos siglos, asumiendo como tradicionales las costumbres de un pueblo que apenas pasa de los 200 años (EE:UU).

    Me gusta

    • Lo de cenar de Burguer, será para los inútiles que no saben ni freír un huevo, que l resto de personas, cocinamos durante horas y horas para día señalados como navidad y no precisamente botillo ni androjos

      Me gusta

  2. Esto q se dice aquí, salvo para los leoneses de pura cepa anclados en el siglo XIV, no tiene sentido ninguno, porque antaño solo comían lo que producían en casa, ahora tenemos acceso a mariscos frescos fantásticos, exquisitas carnes, platos de alta cocina y todo tipo de vinos, cavas, postres fabulosos, sin tener que comer cosas tan habituales y fuertes como el botillo, q para ir a cavar la huerta, puede pasar, pero para una cena de altura y en fechas señaladas, es como de cútrez total, señores de León, que ya hemos superado la post-guerra.

    Me gusta

  3. ¡Qué recuerdos tan sabrosos! Ciertamente en Omaña, se comía el llosco en las fiestas navideñas, que se corresponde con lo que llamas androllo. En esa zona, la androya (creo que se pronunciaba así), era un embutido similar, pero realizado con partes blandas del cerdo, como la lengua. Gracias por traer a la actualidad algo tan leonés. ¡Qué suerte comer algo que se había hecho en casa de forma natural y artesanal! Y nos sabía rico, rico…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s