Filandón en San Román de la Vega: algunas reflexiones…


HilanderasEste sábado, 31 de enero, se celebra en la Casa de Concejo de San Román de la Vega (muy cerca de Astorga), un interesante filandón.

Organizado por la Asociación Cultural de San Román de la Vega y por Faceira, estará dedicado a los oficios tradicionales de nuestros pueblos. Pinta interesante, ya que además es una actividad que se viene celebrando ya durante unos cuantos años.

Imagino que los lectores de este blog conocen el origen de los ‘filandones’. Antiguamente, cuando llegaban estos fríos invernales y los días se acortaban, era costumbre reunirse a la noche en casa de un familiar a ‘velar’. Al calor de lumbre, las mujeres hilaban la lana o el lino (de ahí el nombre de filandón, filandeiro, filecho,…), los hombres reparaban ‘apeiros’ y enseres, y los muchachos aprendían y escuchaban. Era un espacio para la conversación, para contar ‘historias’, ‘cousillinas’, cuentos, y también para cantar canciones, recitar romances,…

La importancia de los filandones residía en que eran el medio de transmisión (y construcción) de la historia y la cultura rural. Creo que ya lo dijimos, pero la cultura y la historia de la gente de los pueblos se transmitían de forma oral: muy pocos sabían leer y no había documentos que recogiesen la historia, las costumbres, los cuentos… La cultura popular iba pasando de unas generaciones a otras, gracias a estos espacios, manteniéndose así la memoria de las personas y de los hechos. En este sentido, el filandón era también un espacio de construcción de la historia popular; allí se creaban los mitos, las leyendas, los hitos cronológicos… en suma: el relato histórico.

En fin…

…hoy en día el Filandón tiene otro sentido muy diferente, pero también importante, porque tiene que ver con la recuperación y la transmisión de la cultura rural y los saberes tradicionales.

En este caso, la celebración del Filandón coincide con la festividad de Santa Brígida. Para quienes no lo sepan, esta festividad, lo mismo que Santa Lucía, San Juan y muchas otras, fue una cristianización de celebraciones paganas (ya lo dijimos aquí: los cultos paganos que la Iglesia no pudo erradicar los ‘asimiló’ integrándolos en el calendario de celebraciones cristianas).

En este caso la festividad de Santa Brígida, al igual que San Antonio (17 de enero), Las Candelas (2 de febrero), celebraba el final del invierno y el comienzo del año agrícola. Los días van siendo más largos, el sol poco a poco se va imponiendo al frío, y la tierra y los ganados están preparados para un nuevo ciclo agrícola. En una época en la que se dependía totalmente de la naturaleza, era ‘necesario’ llevar a cabo ritos para alejar los malos espíritus, como las tormentas dañinas por ejemplo, y propiciar unas buenas cosechas.

De todas maneras, si están interesados en saber más, en este artículo de N. Bartolomé encontrarán información más detallada sobre la importancia y el significado de esta fiesta en el Reino de León.

Sta Brigida

Anuncios

3 Respuestas a “Filandón en San Román de la Vega: algunas reflexiones…

  1. Pingback: Alboradas en los zurrones del pastor – Comunales y cultura rural en León·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.