Sin minas y sin carbón, también hay esperanza…


screenshot

 

Como sé que esta entrada del blog va a levantar sarpullidos, lo digo alto y claro:

APOYO a los mineros leoneses y a todas las personas que hayan perdido su trabajo.

APOYO todas las luchas solidarias que defiendan la vida, el trabajo y el territorio.

Aun así, reconozco que los mineros me tienen harto con sus movilizaciones y sus continuas peticiones de solidaridad. ¿Acaso se solidarizaron ellos con los ganaderos cuando la Junta de Castilla y León, a mandado de Europa, destruyó la ganadería leonesa? ¿Acaso se solidarizan ellos con otros colectivos? ¡Cómo si únicamente ellos tuvieran razón en sus reclamos!

Tengo la sensación de que uno es un ingrato y un insolidario si no apoya la minería del carbón. Y no. Lo digo bien claro, YO NO APOYO LA MINERÍA DEL CARBÓN si eso supone apoyar a delincuentes como Victorino Alonso, ENDESA o firmar por la destrucción del territorio.

Vamos a dejar unas pocas cosas claras.

1. La minería del carbón es una actividad económica sobrevalorada.

Decir que la minería ha llegado a contribuir al 20% del PIB de la provincia de León es no decir nada. El PIB mide lo que mide. El PIB mide el valor de mercado de una determinada actividad económica, pero no tiene en cuenta por ejempTrabajo infantillo las ‘externalidades’ negativas de dicha actividad; por ejemplo si abres una mina a cielo abierto y destruyes un bosque o un río y toda la vida que alberga, en el PIB del sector minero se valora monetariamente el carbón obtenido pero no se resta ni se contabiliza lo destruido.

Otra segunda cuestión es cómo se distribuye la riqueza generada por las minas y quien se queda con el grueso de los beneficios, porque a mi no me acaba de quedar claro cómo la minería benefició a las comarcas mineras leonesas si siguen siendo de las más pobres de la provincia.

A pesar de toda la importancia que se le ha querido dar a la minería, León no es una provincia minera, es una provincia agroganadera. En los años 60 del siglo pasado cuando ni la minería ni la agricultura estaban en crisis, unas 25.000 personas vivían de la minería, mientras que 400.000 personas dependían de las actividades agropecuarias.

2. Obtener carbón destruye suelos, aguas y bosques.

Uno. Los lavaderos de carbón y los carbones finos superficiales arrastrados a los cursos de agua son altamente contaminantes. Además se trata de vertidos ácidos de alta toxicidad para los seres vivos que habitan las aguas. Cabe recordar que las truchas de muchos ríos leoneses desaparecieron por los lavaderos de carbón; este fue el caso del Bernesga, el Toríscreenshoto o el Esla. Otro tanto ocurrió en Asturias.

Dos. Las escombreras de carbón son también contaminantes  (algunas como la de la Minero Siderúrgica de Ponferrada y ubicada en las proximidades de esta ciudad llegó a ocupar más de 350.000 metros cuadrados con más de 75 metros de altura). Además de ocupar suelo productivo, en ocasiones estas escombreras están en combustión durante largos períodos, desprendiendo gases tóxicos.

Tres. Las minas, al exigir un alto consumo de maderas para entibar las galerías, contribuyeron a la destrucción de los mejores montes y bosques de la provincia.

Cuatro. ¿Qué decir de la minería a cielo abierto? Además de destruir paisajes excepcionales  y/o el hábitat de muchas especies animales (lo saben bien en Laciana o en Las Médulas, aunque este último caso se trata de una cantera), han ocasionando también problemas de erosión y de estabilidad del suelo (pueden ocasionar deslizamientos).

Volviendo a lo que decíamos del PIB: todos estos impactos no se miden, y habría que restarlos ¿no?

3. La minería del carbón daña la salud de los mineros.

screenshotTodo el mundo sabe que la minería es una actividad peligrosa. Los mineros, no sólo ha estado expuestos a altas concentraciones de polvo que les han ocasionado enfermedades como la silicosis, sino que los accidentes mortales son algo común.

¿Hasta qué punto las indemnizaciones por muertes y enfermedad son una compensación adecuada a los daños producidos.? Queridos lectores, no confundan los conceptos de precio y valor: el valor de una vida no es el precio que establece la aseguradora.

Falta añadir que, en general e históricamente, las comarcas mineras se han caracterizado por unas condiciones de vida deterioradas que se traduce, por ejemplo, en una menor esperanza de vida; porque, entre otras razones, la minería fue uno de los sectores en los que más predominó el trabajo infantil hasta que fue prohibido.

4. Los planes de reconversión y reindustrialización no han servido de nada. 

Para finalizar, y como complemento a las deterioradas condiciones de vida en las comarcas mineras, se añade que en las comarcas mineras hubo una mayor inmigración, cosa que en sí no tiene nada de negativo, pero sí que puede afectar a la cohesión social y comunitaria.

Y sin caer en tópicos, también en las comarcas mineras solían estar presentes fenómenos como el alcoholismo, juego o prostitución, en ocasiones síntoma de familias y sociedades desestructuradas.

Es cierto que el cierre de las minas y las reconversiones a las que ha sido sometido el sector en los últimos años han contribuido a un deterioro mayor. Pero también es cierto que las compensaciones y los planes de reindustrialización posterior ni han cubierto los daños ocasionados por la minería ni han creado riqueza. En realidad, esos planes han servido de bien poco.

En resumen: las empresas mineras llegaron, sacaron el carbón, dejaron cuatro duros en salarios, y se fueron por el mismo sitio por el que habían llegado. ¿Dónde están los beneficios?

5. La utilización de carbón para producir electricidad es altamente contaminante

Y ya puestos a contarlo todo, hay que añadir que la quema de carbón para producir electricidad, que es lo que hacen por ejemplo las dos centrales térmicas de la provincia de León, es altamente contaminante; de hecho, las dos térmicas de León están entre las 20 más contaminantes del país como se puede ver en esta noticia.

Y no estamos hablando únicamente del cambio climático, la emisión de humos tiene repercusiones varias sobre la salud humana y pueden producir conjuntivitis, rinitis, faringitis, o dolores de cabeza, pero también dolencias graves y mortales como bronquitis asmática severa, enfisema broncopulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o insuficiencia cardiaca, así como incrementar el riesgo de cáncer.

Bien. Vuelvo a preguntar: ¿esos costes al sistema sanitario se contabilizan en el PIB de la minería? ¿esos costes son asumidos por las empresas mineras y eléctricas? La respuesta en ambos casos es NO.


PS #1: Que no nos vendan la moto con la minería del carbón. Que no venga Juan Vicente Herrera con historias y cartas defendiendo el carbón nacional. Bla, bla, bla… Los pueblos de León desaparecen… León se está convirtiendo en un desierto, entre otras razones por falta de inversiones de la Junta de Castilla y León…  Y viene este, con la payasada de que hay que quemar carbón nacional. Por favooooor… ¡Cómo nos toman el pelo!

PS #2:Les podría pasar un listado de libros sobre la historia de minería del carbón en la provincia de León, pero ninguna de estas publicaciones, más allá de lo puramente anecdótico, presta atención a los mineros y a sus condiciones de vida, o a los daños ambientales de la minería. Deliberadamente o no, todos estos aspectos a los que hemos aludido en este post han sido ignorados. Creo que en buena medida se debe a las propias limitaciones de sus autores; aunque impartan clases en la universidad y escriban libros de historia económica, algunos saben bien poco de economía, y otros ni siquiera saben nada de historia. Y esta vez, no me voy a complicar dando nombres…

PS #3: Mucho antes de la minería del carbón había vida en la montaña leonesa… por tanto, SIN MINERÍA TAMBIÉN HAY VIDA


Las fotografías que acompañan este post son de Lewis Hine, un sociólogo americano y fotógrafo. Al igual que Dorothea Lange durante la Gran Depresión, utilizó su cámara como una herramienta para promover reformas sociales, en este caso la abolición del trabajo infantil.


Deja tus comentarios…

 

Anuncios

7 Respuestas a “Sin minas y sin carbón, también hay esperanza…

  1. Hola. En las energías renovables y el autoabastecimiento energético ( mal llamado “autoconsumo”) está la solución, si bien, para algunos de sus productos, como los paneles solares, que llevan silicio de cuarzo, y éste último no es demasiado abundante… no sé si no hará falta la minería…. en minas de cuarzo…. La minería a cielo abierto estropea el paisaje, la de las galerías es peligrosa, el polvillo del carbón y no sé si de otros minerales, se “come” los pulmones y si a eso añadimos, que la industria consiste en producir mucho para vender más, todo eso se acelera y como tú dices, los beneficios monetarios solo van a los lumbreras que explotaron, nunca mejor dicho, a los mineros y a las minas sin mancharse ellos nada, je,je…. y el PIB es un medidor MONETARIO, es DE ELLOS, no del pueblo, por lo tanto no significa nada. Qué vergüenza las fotos de los niños, qué vergüenza…. y todavía hay quien piensa que el pueblo es sabio…

    Me gusta

  2. Al 90×100 de acuerdo con el articulo.Hay mucha novela de la minerìa,pero existen otros sectores productivos que reciben una limosna del estado….

    Me gusta

  3. Se puede decir más alto, pero no más claro. Desde mi punto de vista el fin de la minería comenzó hace mucho tiempo, allá por los inicios de los 90, a la par del declive del sector agroganadero. Subvenciones, prejubilaciones,…., “planes de reindustrialización”, que fueron hábilmente aprovechados por caza subvenciones y especuladores y que pocos proyectos han generado empleo en las cuencas. También, como no, instalaciones deportivas….
    En definitiva, desde mi punto de vista, la gran cantidad de dinero invertido en la reindustrialización no ha sido ni mucho menos efectivo, al igual que los planes de fijación de población.
    La despoblación avanza inexorablemente, nos quedamos con servicios básicos muy precarios, pero eso es otra historia.
    Saludos, es mi opinión, basada en el contacto diario con las diversas comarcas de esta hermosa provincia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s