Peligro! Se acerca la Navidad…


 

No soporto las Navidades, esa época del año en la que los tontos se multiplican. No dejarse llevar por la corriente es imposible… Con profundo desánimo compruebo además que cada año en León las modas navideñas son más estúpidas. Primero fue papá Noel y hubo que soportar ver los ridículos ‘papás noeles’ colgados de balcones y ventanas. Y hace dos o tres años, o quizás un poco más, apareció otra moda más, la vieja del monte.

Parezco Javier Marías, pero todo esto me desborda. Y por eso protesto, aunque no sirva de nada. Y sí, cada año, me paso las Navidades protestando.

Ya Alberto Flecha explicó aquí y aquí algunas cosas de la vieja del monte, mostrando cómo se van ‘inventando’ las tradiciones. En este caso, la ‘tradición’ deriva de un mito presente en León y en muchos otros lugares, como explica N. Bartolomé en su libro sobre mitología leonesa; también Miguel Angel González detalló magistralmente en este post posibles ‘significados’ de la vieja del monte y la existencia de mitos similares en otras regiones del mundo.

Da igual. La gente erre que erre. La cosa es diferenciarse del resto del mundo mundial y tener tu ‘propio papá Noel’. En el fondo es caer en lo mismo. La vieja del monte es la excusa… La cosa en estas fiestas es hacer lo mismo que hace el resto del rebaño… beeee, beeee.

Mi sugerencia es que sean comedidos… y que si van a regalar algo, regalen cultura, regalen amor, regalen ilusión… y consuman productos locales. Y miren, un buen regalo para los rapaces de la casa podría ser el libro que aparece en la foto: Esbardu. Vocabulariu llionés ilustráu. Es más que un libro: recoge también el ‘empeño’ de alguna gente para que el leonés no acabe de morir. O no lo acaben de enterrar, según se mire…

En fin…


La foto que encabeza la entrada está sacada de Foter.com