Sobre el autor

Mi nombre es Sandalio Martínez de Arienza, marqués de Hurlingham, y a lo largo de este blog quiero compartir con ustedes mis andanzas por el mundo.

Caí en este mundo en una aldea de León, Robledal del Monte, Fui nombrado marqués por una acción heroica: salvé morir ahogada a la hija del rey. Fueron unas vacaciones en Lanzarote. No recuerdo el BOE en el que sale el nombramiento, pero si teclean mi nombre en un buscador enseguida encontrarán descrita con pelos y señales tamaña hazaña.

Como pueden imaginar los que han llegado leyendo hasta aquí, soy monárquico hasta la médula. No me importa que los reyes sean vagos, borrachos, crápulas, mujeriegos y vividores: son cualidades que han edificado pacientemente sobre nuestra ignorancia y obediencia.

Soy un hombre de bien y estoy dotado para las artes. He trabajado en numerosos oficios: cocinero, militar, profesor, pastor… Confieso que no me gusta viajar, pero mi actual profesión me obliga a ello.

El resto de mi vida lo irán conociendo leyendo este blog.