Archivos #1: Archivo Histórico Provincial de León, un buen lugar para empezar (i)


Privilegios CepedaPara comenzar la serie de “Archivos y fuentes para la historia agraria de León” nada mejor que el Archivo Histórico Provincial de León. Por este motivo, en las líneas que siguen te vamos a dar unas indicaciones para que tu visita resulte lo más provechosa posible.

Creado el 3 de abril de 1962, por orden del Ministerio de Educación Nacional, para “la guardia y custodia de los protocolos notariales de más de cien años y cualesquiera otros documentos pertenecientes al Estado conservados en la Comisión de Monumentos…“, y situado en la antigua cárcel de Puerta Castillo, dispone de 26 kilómetros lineales de documentación. Bla, bla, bla… Resumiendo: la mayor parte de la documentación histórica de interés de la provincia de León, está en este archivo.

En próximas entradas iremos analizando y describiendo alguna de las fuentes y documentos custodiados en este archivo, como Protocolos Notariales, Documentación de la Delegación Provincial de Hacienda, Documentación de los juzgados o documentación de Juntas Vecinales. De momento, en esta página del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte aparece información sobre los fondos depositados así como el Cuadro de Clasificación.

Conviene tener claro qué es lo que se quiere consultar, aunque la Directora del Archivo, Eva Merino, y el resto del personal os orientarán acertadamente sobre qué documentación os será de utilidad (si además también tenéis clara la temática a investigar).

Hay que destacar que la atención del personal del Archivo es muy buena, y los documentos son servidos a sala con diligencia.

Cuidadín con los horarios, ya que en periodos vacacionales (como por ejemplo de junio a septiembre) suele ser de mañana, de 8.00 a 15.00 horas; el resto del año abre dos tardes, aunque (incomprensiblemente) cierra dos horas a medio día. Ya sé que todo el mundo tiene derecho a su turno de comida, pero…

Una ‘pega’ de este archivo son los jubilados y su afición a comentar de viva voz hallazgos, noticias del día y curiosidades varias; es decir, si buscáis un espacio recogido y tranquilo para trabajar, el Archivo Histórico de León no es el lugar. Jubilados que antes ejercían como médicos, veterinarios, o abogados, ahora buscan información sobre sus antepasados o su pueblo guardando celosamente la información que encuentran.

Una de las causas de no compartir es que muchos de ellos llegaron tarde a internet y conceptos como ‘acceso abierto’ y compartir información les suena a chino (la afirmación sirve también sirve para algunos historiadores académicos y profesionales). Otra razón de guardar la información en secreto es que acabará volcada en un libro con la historia del lugar y no quieren que nadie les destripe la primicia… en todo caso os darán algún ‘espóiler’ de su futura publicación. Y en tercer lugar, mucha gente no está dispuesta perder tiempo con un joven historiador del que piensan que tienen poco que aprender (cierto, en muchos casos…).

A pesar de todo, este tipo de eruditos pueden ser un buen aliado, entre otras razones porque por sus manos pasan miles de folios de los protocolos notariales por ejemplo, y manejan mucha información; y si consideran que no es muy interesante la van a compartir contigo. Por esta y otras muchas razones, más te vale ser tolerante con sus comentarios y buscar su amistad: te ahorrarás mucho trabajo… además puedes aprender muchas cosas de sus experiencias vitales.

Seguramente me olvido de algunas cosinas, pero es que no hay mucho más que decir: es el archivo por el que hay que empezar, está muy bien situado (en el centro de León) y la atención del personal es muy buena.

¿Has consultado alguna vez este Archivo? Si quieres puedes dejar un comentario con tu experiencia, o cualquier información que consideres de utilidad.